Pasar al contenido principal

Usted está aquí

African Economic Outlook (AEO)

El Centro de Desarrollo de OCDE presentó en Casa África el informe que publica cada año sobre las perspectivas del continente en colaboración con Naciones Unidas y el Banco Africano de Desarrollo. La población de las ciudades de África ha crecido el doble de rápido de lo que lo hicieron en su día las urbes europeas, en un proceso que representa una gran oportunidad de desarrollo para el continente, pero que puede tener altos costes sociales y ambientales si no se planifica. 

Menos del 14% de la población de África residía en ciudades en 1950, mientras que hoy el 40% de los africanos son ya "urbanitas". La OCDE resalta la magnitud de esa cifra: África ha recorrido en 60 años el mismo camino que a Europa le costó casi el doble de tiempo, desde 1800 (14% de población urbana) hasta 1910 (40%).

Su informe sobre las perspectivas del continente subraya que la oleada de urbanización que protagonizan Asia y África tiene es mucho mayor y más rápida que la que vivieron en su día Europa y América y hará crecer sus ciudades en 2.100 millones habitantes en los próximos 35 años.
"África tiene ya más de 60 ciudades con más de un millón de habitantes. Europa y EEUU todavía no llegan a esa cifra. Hay una ocupación urbana muy potente, que habrá que replantearse si no se hace una planificación seria, porque es una oportunidad, pero también un desafío", adviritió el director de Casa África, Luis Padrón, durante la presentación.

La OCDE advirtió, además, sobre la carencia en las ciudades africanas de unas infraestructuras acordes con su crecimiento, lo que a su juicio representa una oportunidad de desarrollo para los países del continente y también de inversión, para sus socios.

El director adjunto del Centro de Desarrollo de la OCDE, Federico Bonaglia, también enfatizó el reto que supone el rápido crecimiento demográfico de África, cuya población se espera que se duplique en 35 años, para alcanzar los 2.100 millones en 2050.

En cuanto a las perspectivas económicas del continente a corto plazo, la OCDE pronosticó que el crecimiento del continente se va a acelerará hasta el 4,5 % "siempre que la economía global se fortalezca y que los precios de las materias primas experimenten una recuperación gradual".