Pasar al contenido principal

Túnez, cuya capital tiene el mismo nombre, es el país más pequeño del Magreb, ubicado en el norte de África. Limita al norte y al este con el mar Mediterráneo, al sureste y sur con Libia, y al oeste con Argelia. Casi un 40%  de su territorio pertenece al desierto del Sáhara, en el sur del país, mientras que la zona norte se corresponde con el eje montañoso del golfo de Túnez. El árabe es la lengua oficial, empleada para el comercio junto al francés. Por otro lado, el Tamazight, es la lengua bereber minoritaria. En el ámbito religioso, prácticamente toda la población profesa la religión oficial: el islam suní. Tras los cambios económicos implantados después de su independencia de Francia en 1956, Túnez enfrentó nuevos retos junto a las revoluciones de 2011. En consecuencia, su economía se centra en el fortalecimiento de las exportaciones, la inversión extranjera y el turismo. Considerando que sólo el 19% de la tierra es cultivable, sus sectores principales son la agricultura, minería, energía, turismo, y petróleo, con un 80% de las exportaciones destinadas a la UE.

Economía

Accede a los recursos que disponemos sobre Túnez y comienza a hacer negocios.