Pasar al contenido principal

Togo, con capital en Lomé, está situado en el Golfo de Guinea de la costa occidental de África. Forma una estrecha franja que limita al norte con Burkina Faso, al este con Benín, y al oeste con Ghana. Aunque su territorio está dominado por sabana, las zonas del sur poseen selvas tropicales y lagunas costeras. El francés es el idioma oficial, empleado para acciones comerciales; mientras que el Ewe, Mina y Dagomba son las lenguas locales más habladas. Casi la mitad de la población sigue la creencia tradicional del animismo, aunque el cristianismo e islam son significativos en menor medida. En 1960, el país dejó de ser colonia francesa, pasando a dominio militar. Su progresivo impulso democrático ha traído consigo  mejoras económicas. Togo depende tanto de la agricultura comercial como de subsistencia, siendo el algodón el cultivo más relevante. Así mismo, es uno de los mayores productores de fosfato del mundo, y busca desarrollar sus reservas de fosfato de carbonato. Por otro lado, el desarrollo de las infraestructuras de transporte e industria pesquera y minera, representan el potencial de crecimiento.

Economía

Accede a los recursos que disponemos sobre Togo y comienza a hacer negocios.