Pasar al contenido principal

La República de Sudáfrica, con gran diversidad étnica, ocupa gran parte del sur de África. Limita al noroeste con Namibia, al norte con Botsuana y Zimbabue; y al este con Mozambique y Suazilandia. Excepcionalmente, cuenta con tres capitales, teniendo en cuenta la distribución de poderes: Pretoria como sede administrativa (Gobierno), Bloemfontein como sede judicial, y Ciudad del Cabo como sede legislativa (Parlamento). Así mismo, Johannesburgo es la ciudad más grande y poblada. Existen once lenguas oficiales, entre las que se encuentran el inglés y otras de origen africano. En el ámbito religioso, hay libertad de credo aunque la principal religión es el cristianismo. El país dejó de ser colonia británica en 1961, pero la discriminación del apartheid continuó hasta 1994. A nivel internacional, es uno de los miembros fundadores de la UA, la ONU y el NEPAD. La minería y el sector automovilístico  son grandes  catalizadores de la economía de Sudáfrica, junto a sus industrias financieras. Debido a la necesidad de reformas en el sector energético, las energías renovables también abren muchas posibilidades en el mercado emergente del país.

Economía

Accede a los recursos que disponemos sobre Sudáfrica y comienza a hacer negocios.