Pasar al contenido principal

Oli Silva "Mû"

Músico multidisciplinar, miembro fundador del grupo Qbamba, en el que participa con su voz, sus composiciones, su guitarra, su <em>simbi</em> y su <em>kalimba</em>.

Mû Mbana, compositor e intérprete de cuerdas varia. Tonos y aromas de África germinados por el mundo. Natural de la isla de Bolama en Guinea-Bissáu, creció influenciado por las cánticos religiosos de las mujeres de los grupos étnicos Brame (Mancanha) y Bijagos (Bidjugu). Multinstrumentista, compositor y poeta. La madurez de su música y los instrumentos que lo acompañan son como un reflejo material de su alma de músico y artista. Su vasto y ecléctico currículum incluye 10 discos ya editados y muchos escenarios de Europa, África y América. Ha colaborado con muchos músicos y proyectos como Selva de Mar, La Locomotora Negra, el gran Manu Dibango, Simão Felix, Rosa Zaragoza, Lula Pena, Jurandir Santana y Fabiana Cozza. Actualmente, entre Bissáu y Barcelona, alterna su trabajo en solitario con proyectos paralelos como, Nua Trío, junto al contrabajista Javier Colina y Jesús Mañeru, Mû & Sasha con el violoncelista israelí Sasha Agranov, “Mornas Ku Nghuni Nghunidúras” en honor a los autores guineanos y la big band Colectivo BDB.

La música de Mû no se explica con palabras. Decir que grabó discos de fusión, de jazz, de música tradicional, electrónica o spoken word, poco dice de su música. La vida de Mû viene siendo una tela interminable de cruces culturales, sin embargo, su música muestra un centro nítido. Y fue en busca de ese centro que decidimos enfrentarnos a la grabación de este disco. Un disco donde Mû fuera meramente Mû. Una voz, una brisa, una esencia. Un alma sola ante el universo que a su vez es otro universo. Un universo con su propio tiempo, un tiempo que el oyente deberá respetar si desea encontrar algo realmente nuevo y vital que perdure. La música de Mû está hecha de momentos y de alineamientos de momentos. Hecha de planicies modales e de montañosas construcciones harmónicas. De magnanimidad y de reivindicación. De murmurios trémulos y de gritos guerreros. De intimidad, de extraversión, de timidez, de danza, de melancolia y de celebración. La música de Mû no se explica. Se escucha. Se observa. Se vive. Con la producción de
este disco, intentamos homenajearla devolviendo al artista su espejo.

Fuentes:

Etiquetado en: