Pasar al contenido principal

Cobrar por estar de pie

Esta novela de Gauz nos trae la historia de Ossiri, un estudiante marfileño empleado como vigilante después de haber aterrizado (sin papeles) en el París de los 90.
Es un canto al honor de una familia, de una madre y de la comunidad africana de París, con sus imperfecciones, sus sufrimientos y sus diferencias.
Es la historia política de un migrante, su mirada sobre Francia hasta el 11S.
Es, en el fondo, una coleccón de las cosas vistas y oídas por el autor cuando trabajaba como vigilante en París. Una sátira de fibra social y mirada aguda.

El albergue español

Sin definirse como una novela, este libro de Jorge Carlos Fonseca (4° presidente de la República de Cabo Verde) se centra en la búsqueda incesante de una ficción de largo alcance donde la discontinuidad prevalece sobre la linealidad de lo descriptivo, ya sea en prosa o en verso. La historia que consta de historias está respaldada por referencias intertextuales de notas al pie y otros signos de redacción de ensayos. En este libro hay referencias sinfónicas de casi toda la literatura universal (desde la clásica hasta la contemporánea).

Doce relatos urbanos. Doce voces africanas

La gran mayoría de los africanos del siglo XXI será urbanita y, conscientes de que percibimos las ciudades a través de nuestra experiencia, conocimiento, miedos y deseos, hemos pedido a doce autores africanos que nos descubran las ciudades que les inspiran a través de historias que nos transportan a lugares como Abiyán, Lagos, Ciudad del Cabo, Dakar o Malabo. Vamos a redescubrirlas a través de unos ojos ajenos, africanos y globales.

La fiesta de las máscaras

Este escritor y sociólogo togolés, especialista en género y sexualidad en África, nos arrastra en esta novela por todas las miserias humanas usando el sexo como hilo conductor. Amor, muerte, deseo, vileza humana en distintas formas y personajes que nos acercan, sin permitirlo del todo, a entender la maraña de sentimientos que han ido conformando el carácter y traumas de su protagonista, sin llegar por ello a justificar sus acciones. Personajes bien definidos en pocas páginas y palabras que asustan por la crudeza y certeza de saber cuán retorcido puede llegar a ser el ser humano.

La albina del dinero

Dos hermanas, dos tribus, dos curanderías y un cadáver en la Malabo que baila el agosto del petróleo. En una casa del barrio popular de Elá Nguema yace muerta una «albina, medio albina, yo qué sé», como la conocen desde niña. La esperanza de la familia para atraer hombres ricos con su belleza y su piel clara ha sido asesinada por manos desconocidas. Vela el cuerpo su hermana mayor, «la de cerebro bañado de sabiduría blanca» que no respeta a nadie, que no busca hombres ni iglesias.

El baobab loco

A Ken la abandonó su madre con cinco años, quedando al cuidado de su anciano y ciego padre. Cuando abrió en el pueblo la escuela francesa, Ken se convirtió en la primera mujer de su familia en escolarizarse y allí se sumerge en la cultura francesa, convencida de que es la de su propio pueblo. Su vida está marcada por la ausencia de la madre y la búsqueda constante y dolorosa de su identidad. Cuando obtiene una beca para ir al fin al país de los blancos, se da cuenta de que su ascendencia gala es una quimera.

La salud del muerto

A través de Luis Fernando, periodista angoleño licenciado en Cuba, podemos entender el África rural tradicional, donde la magia, el misticismo y la imaginación se unen con una realidad implacable que ha llegado con la colonización. Algunos de los problemas más acuciantes de África son tratados aquí de forma casi humorística. Conoceremos la saga de un hombre que muere voluntariamente y que, a través de artes sobrenaturales, resucita. Una aldea en la que la vida fluye sin contratiempos. No existe la envidia ni la ambición. No conocen el odio ni la desesperación.

Hijos del balón

Esta obra representa la esperanza de todo un continente. Es el relato de una generación a través de una pasión: el fútbol. Con ocasión de la primera Copa del Mundo organizada en tierra africana, once autores se han prestado al juego y nos ofrecen, cada uno de ellos, un relato en el que el balón ocupa un lugar especial. Los once escritores reunidos en esta antología sienten una auténtica pasión por el fútbol.

Páginas