Pasar al contenido principal

Todo el territorio del país es una planicie, excepto el noreste, donde algunas extensiones de la meseta de Fouta Djallon llegan a una altitud de 100  a 200 m. Limita al norte con Senegal, al sur y al este con Guinea Conakry y al oeste con el Océano Atlántico. Fue la primera colonia portuguesa del continente que logró la independencia, en 1974. El idioma oficial es el portugués, aunque el más hablado es el criollo (un 90.4 % de la población). El país posee una economía de subsistencia basada principalmente en la agricultura y la ganadería. Su inestabilidad económica se debe a la ausencia de infraestructuras elementales y autosuficiencia alimentaria. Sin embargo, cuenta con recursos naturales como bauxita y fósforos, y exporta algunos productos pesqueros, madera y anacardos; siendo estos últimos la mayor fuerte de ingresos (80%), esencial para muchas comunidades rurales. Desde el 2013, la puesta en marcha de proyectos de construcción y mejora de las redes de telecomunicación y carreteras está favoreciendo un crecimiento económico más positivo.

Economía

Accede a los recursos que disponemos sobre Guinea-Bissau y comienza a hacer negocios.