23/09/2020

#ÁfricaEsNoticia | Seguimiento especial | COVID19 en África

Seguimiento especial: COVID19 en África

DATOS OFICIALES DE LA UNIVERSIDAD JOHNS HOPKINS (WORLDOMETERS) 

CASOS: 1.420.664 (+6.860 respecto a ayer)  

FALLECIDOS: 34.323 (+240)  

RECUPERADOS: 1.168.363 (+7.334) 

PAÍSES MÁS AFECTADOS: Sudáfrica 663.282, Marruecos 105.346, Egipto 102.254, Etiopía 70.422, Nigeria 57.613, Argelia 50.214, Ghana 46.062, Kenia 37.218, Libia 29.446, Camerún 20.598, Costa de Marfil 19.343, Madagascar 16.136, Senegal 14.759, Zambia 14.389, Sudán 13.578.  

CORONAVIRUS  

  • En primer lugar, este de la Agencia EFE (tiene su redacción central africana en Nairobi), publicado aquí por La Información, que titula “La COVID-19 no ha devastado África para sorpresa de muchos, ¿por qué?”. Cuando ya estaba claro que la COVID-19 sería una pandemia global, expertos en salud pública advirtieron sobre el efecto devastador que tendría en África, una previsión que no se ha materializado y que todavía hoy numerosos científicos intentan explicar. "No es que la gente crea que no existe el coronavirus, pero hablan entre ellos: '¿tú conoces a alguien que lo haya pasado?', ¿sabes de alguien que esté infectado?' Y la respuesta siempre es no", explica a Efe Daniel Murkuru (nombre ficticio), sobre la percepción de esta pandemia en su comunidad, Kibera, uno de los mayores suburbios de Nairobi. A diferencia de Europa o América, donde la propagación del coronavirus está repuntando o sigue fuera de control, los contagios parecen haberse ralentizado en África. El continente africano registra poco más de 1,4 millones de casos -menos del 5 % del total mundial y casi la mitad en Sudáfrica-, unas 34.000 muertes y algo más de un millón de curaciones en una población total de 1.300 millones de habitantes. 
  • En Associated Press, “Mientras los Estados Unidos luchan, la respuesta africana al coronavirus es aplaudida”.  En una conferencia a sus compañeros este mes, John Nkengasong mostró imágenes que una vez persiguieron a África, con la portada de una revista declarándola "El continente sin esperanza". Luego citó al primer presidente de Ghana, Kwame Nkrumah: "Está claro que debemos encontrar una solución africana a nuestros problemas, y que esto sólo se puede encontrar en la unidad africana." La pandemia de coronavirus ha fracturado las relaciones mundiales. Pero como director de los Centros de África para el Control y la Prevención de Enfermedades, Nkengasong ha ayudado a conducir a los 54 países de África hacia una alianza que ha sido elogiada por responder mejor que algunos países más ricos, incluidos los Estados Unidos. Mientras que los EE.UU. superaron las 200.000 muertes de COVID-19 y el mundo se acerca al millón, el aumento de África se ha ido nivelando. Sus 1,4 millones de casos confirmados están lejos de los horrores previstos. Se espera que las pruebas de anticuerpos muestren muchas más infecciones, pero la mayoría de los casos son asintomáticos. Se han confirmado poco más de 34.000 muertes en el continente de 1.300 millones de personas. 
  • Algo similar en The Washington Post: África ha desafiado los terroríficos escenarios previstos por la Covid-19. No debería sorprendernos. “Los informes de prensa y los artículos de opinión  planteaban que la corrupción y la falta de infraestructura de atención de la salud en África eran una "bomba de tiempo" a punto de estallar. La pobreza desenfrenada y la falta de una gobernanza eficaz harían que el continente oscuro se desmoronara bajo el peso de una emergencia de salud pública. El mundo, según los expertos, debería prepararse para ofrecer ayuda, préstamos y condonación de la deuda a los gobiernos africanos; en otras palabras, deberían prepararse para salvar a África. No es necesario. Si bien aún no se sabe mucho sobre el virus y su funcionamiento, África subsahariana ha esquivado hasta ahora una ola mortal de casos de coronavirus. Muchos factores han contribuido a ello. Varias naciones de África occidental ya contaban con una infraestructura de respuesta a la pandemia desde el brote del Ébola de finales de 2013 hasta 2016. Hace sólo seis años, Liberia perdió casi 5.000 personas a causa del Ébola. A principios de este año, Liberia empezó a hacer pruebas de detección del Covid-19 en los aeropuertos. Los viajeros procedentes de países con más de 200 casos fueron puestos en cuarentena. Hasta la fecha, Liberia, un país de unos 5 millones, tiene 1.335 casos y alrededor de 82 muertes. Después de la pandemia del Ébola, Senegal estableció un centro de operaciones de emergencia para gestionar las crisis de salud pública. Algunos resultados de las pruebas del Covid-19 llegan en 24 horas, y el país emplea un agresivo rastreo de contactos. A cada paciente con coronavirus se le da una cama en un hospital u otro centro de salud. El Senegal tiene una población de 16 millones de habitantes, pero sólo tiene 302 muertes registradas. 
  • “Unión Africana: El virus ha retrasado el desarrollo de África” (TRT World). "Los recursos que hemos tenido que reorientar para luchar contra la pandemia han hecho retroceder nuestros esfuerzos para proporcionar vivienda, atención sanitaria, saneamiento del agua y educación a nuestro pueblo", dijo el martes el presidente de la Unión Africana (UA) y el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, a la Asamblea General de la ONU. Ramaphosa hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que apoye la puesta en marcha de un amplio paquete de estímulos para los países africanos en la lucha contra el Covid-19 y una vez que la pandemia haya terminado. "Esto permitirá a los países africanos no sólo mitigar los efectos del Covid-19 en la salud, sino también ayudarnos en la inmensa tarea de reconstruir nuestras destrozadas economías", dijo. (…) El dirigente de la Unión Africana también pidió que se suspendieran los pagos de intereses de la deuda externa y pública de África. "Como Unión Africana nos sentimos alentados por la colaboración del G20, el FMI, el Banco Mundial y las Naciones Unidas para encontrar soluciones a la sostenibilidad de la deuda en los países en desarrollo". Dijo que la pandemia del Covid-19 ha puesto de relieve la urgencia con la que los líderes mundiales deben esforzarse por cumplir todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible, pero, lo que es más importante, el Objetivo 1 de poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo. 
  • En Jeune Afrique, un análisis económico sobre el impacto de la Covid-19: “El optimismo ilustrado de los jefes africanos a pesar de la crisis del coronavirus”. Pesimismo en el futuro inmediato pero confianza en el futuro a largo plazo del continente: esta es la conclusión de la segunda edición del barómetro sobre el estado de ánimo de los líderes empresariales africanos publicado por el Africa CEO Forum en asociación con la empresa consultora Deloitte. No es de extrañar que, a corto plazo, domine el pesimismo. Y con razón: casi todas las empresas encuestadas (95%) dicen que verán caer sus cifras de ventas en 2020 debido al impacto de Covid-19. La caída de la moral es especialmente significativa en los sectores que más entusiasmo mostraban antes de la crisis, la venta al por menor en masa, los servicios financieros y la energía, con la suspensión -o incluso la cancelación- de una serie de proyectos. (…) A pesar de esta sombría visión para los próximos meses, los líderes empresariales siguen - y esta es la principal lección - más confiados que nunca en el futuro. Por ejemplo, el 80% de ellos son optimistas acerca de la situación económica a largo plazo de África, en comparación con el 73% del año pasado. Y el 60% espera una rápida recuperación (entre el primer trimestre de 2021 y el curso del próximo año), lo que subraya la resistencia del continente. 

 

MÁS ALLÁ DEL CORONAVIRUS. INFORMACIÓN SOBRE ÁFRICA 

 

  • Desde la web del Departamento de Seguridad Nacional (DSN), el coronel Jesús Diez Alcalde firma este análisis: “Yihadismo en el Sahel Occidental: Una amenaza creciente y compartida”. Hoy, en el inmediato sur de Europa, esta región africana se ha convertido en el epicentro y foco más preocupante del extremismo islamista mundial que, lejos de aminorar su tiranía sobre la población y su creciente dominio territorial, está dinamitando la paz, la gobernanza y el progreso de millones de africanos. El Yihadismo violento se expande sin control por el África occidental, empieza a atentar en los países limítrofes del Golfo de Guinea y amenaza con unirse a la sinrazón terrorista que tiraniza el noreste de Nigeria desde hace una década. Y todo ello pese al enorme esfuerzo nacional, regional e internacional realizado.  
  • En DevDiscourse, la insurgencia en Mozambique amenaza la seguridad alimentaria, dice el Programa Mundial de Alimentos. El recrudecimiento de la violencia por parte de militantes vinculados al Estado islámico en el norte de Mozambique está provocando que miles de personas pasen hambre mientras huyen de sus hogares y abandonan las granjas, advirtió ayer el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU. 
  • En Le Figaro, al menos 26 "terroristas" han sido "neutralizados" en dos operaciones militares llevadas a cabo los días 11 y 13 de septiembre en el norte de Burkina Faso, dijo el lunes el estado mayor burkinés en un comunicado. El 11 de septiembre, tras una emboscada en la que murieron cuatro soldados en la zona de Mentao (provincia de Soum), "se organizó un barrido para localizar a los atacantes. La operación permitió neutralizar (matar, nota del editor) a once terroristas y recuperar sus armas", según el personal. 
  • En Jeune Afrique, “Sanciones contra Mali: Las finanzas públicas y el comercio sufren un duro golpe”. En el marco de las ceremonias del 60º aniversario de la independencia de Malí, el jefe de la junta, el coronel Assimi Goïta, instó a la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) a levantar sus sanciones. "Creo que en los próximos días la CEDEAO debe suprimir estas sanciones para la felicidad del pueblo maliense", dijo el martes 22 de septiembre, confirmando los temores de asfixia de la economía maliense. Esta petición resuena con las expresadas durante varias semanas por los agentes económicos. 
  • En RTL, el jefe de la junta en Mali, el coronel Assimi Goïta, instó ayer a la Comunidad de Estados de África Occidental (CEDEAO) a levantar sus sanciones y reiteró su apoyo a la presencia de las fuerzas francesas y de la ONU contra los yihadistas. "Hemos aceptado los principios de la CEDEAO, a saber, el nombramiento de un presidente civil y luego el nombramiento de un primer ministro. Creo que en los próximos días la Cedeao debe suprimir estas sanciones para la felicidad del pueblo maliense", dijo el coronel Goïta al margen de las ceremonias del 60º aniversario de la independencia del país. Habló al día siguiente del nombramiento como presidente de la transición de un oficial retirado, el coronel mayor Bah Ndaw, y mientras el mediador de la Cedeao en esta crisis, el ex jefe de Estado nigeriano Goodluck Jonathan, se espera el miércoles en Mali. En Ouest-France, el jefe de la junta gobernante de Malí, el coronel Assimi Goïta, pidió el martes a sus compatriotas que apoyen a las fuerzas extranjeras "asociadas" presentes en el país, citando en particular a la fuerza francesa Barkhane y a las fuerzas de paz de la ONU del Minusma
  • En Mundo Negro, Chema Caballero escribe sobre “la salud democrática de África”. En los últimos cuatro años hemos asistido al cambio democrático de líderes y gobiernos en muchas partes de África: Angola (2017), Etiopía, Sudáfrica y Zimbabue (2018) o Sudán (2019), por citar algunos ejemplos. Normalmente, el remplazo del presidente y su equipo, suele llegar acompañado de nuevas directrices políticas y económicas, aunque no siempre es así. Por eso, cabe cuestionar si el cambio de líder genera gobiernos más democráticos y transparentes en el continente africano. Esta es la pregunta que se plantea el informe Transformation Index Africa Report 2020 de la Fundación Bertelsmann. La conclusión es que estos cambios, en la mayoría de los casos, no suponen una mayor democratización de los países, pero pueden ayudar. Mientras Europa mira a África occidental y central como una región plagada de crisis y amenazas para su seguridad, el informe reconoce los importantes avances logrados en la primera de las dos regiones. 
  • En Eyewitness News, ayer la policía utilizó gas lacrimógeno y cañones de agua para disolver una protesta de cientos de personas en la capital económica de Camerún, Douala, pidiendo el fin del derramamiento de sangre en las regiones anglófonas del país. Varios partidos, entre ellos el del líder de la oposición Maurice Kamto, habían convocado "marchas pacíficas" contra el presidente Paul Biya, de 87 años, que ha gobernado el país centroafricano con mano de hierro durante casi 40 años. Los manifestantes pidieron un alto el fuego y negociaciones para poner fin a un largo conflicto entre los separatistas anglófonos y las fuerzas de seguridad que se ha cobrado más de 3.000 vidas. 
  • 'ChinAfrica’ en este texto del Africa Center for Strategic Studies: “China promueve su modelo de ‘Partido-Ejército’ en África”. “A medida que China profundiza sus vínculos con los ejércitos africanos, incluso a través de iniciativas de capacitación y educación, Beijing aporta su perspectiva sobre las relaciones entre los partidos y los ejércitos. Los lugares a través de los cuales lo hace han estado creciendo constantemente en la última década. Por ejemplo, en el marco de su Plan de Acción China-África 2018-2021, China recibe anualmente 60.000 estudiantes africanos, cifra que supera tanto a la de los Estados Unidos como a la del Reino Unido. China ofrece otras 50.000 oportunidades de capacitación profesional y 50.000 becas gubernamentales a funcionarios públicos africanos. Alrededor de 5.000 plazas se destinan a profesionales militares, frente a las 2.000 de su Plan 2015-2018. El concepto de supremacía de los partidos sobre los militares está en contradicción con el principio de un ejército apolítico, que es fundamental en los sistemas democráticos multipartidistas adoptados por casi todas las constituciones africanas desde principios de los años noventa. El modelo chino de partido-ejército tiene un atractivo evidente para algunos dirigentes de los partidos gobernantes y militares africanos que acogen con agrado la redefinición del papel de los militares como garantía de la supervivencia del partido gobernante”. 
  • En la BBC, “seis sitios del patrimonio africano amenazados por el cambio climático”. Desde el arte rupestre en el sur de África hasta las pirámides a lo largo del río Nilo, los humanos han dejado su huella en todo el continente durante milenios. Pero los fenómenos meteorológicos extremos, el aumento del nivel del mar y otros desafíos asociados con el cambio climático amenazan con destruir invalorables hitos culturales, advierte un estudio reciente. 
  • En Foreign Policy,Las industrias creativas de África están maduras para la inversión estadounidense”. El mercado de la cultura pop del continente está en auge, al igual que la competencia entre EE.UU. y China se está calentando. Tras años de intentar vender música occidental en África, los sellos discográficos mundiales están buscando ahora talento en África, un cambio que se puso de manifiesto en el artículo de portada de la revista Billboard de mayo de 2020, en el que aparecían tres de las mayores estrellas de Nigeria: Davido, Tiwa Savage y el Sr. Eazi. En los últimos años, el público mundial se ha familiarizado cada vez más con los músicos africanos. 
  • En VoA, el líder de la oposición etíope, Jawar Mohammed, y otras 22 personas comparecieron ante el tribunal el lunes para ser acusados de terrorismo y otros delitos. Jawar, magnate de los medios de comunicación y crítico declarado del Primer Ministro Abiy Ahmed, fue arrestado en junio tras el asesinato del cantante popular Hachalu Hundessa, un campeón del grupo étnico oromo. Según los analistas políticos, es probable que los cargos planteen tensiones en Oromia, la región más grande y poblada de Etiopía.  En noviembre del año pasado, Jawar -que dirige un canal de televisión, Oromia Media Network- se reunió con el Primer Ministro Abiy con la esperanza de convencerle de que revisara su programa nacionalista y favoreciera una mayor autonomía política para el diverso conjunto de regiones de Etiopía, incluida Oromia. Pero la relación entre los dos hombres se desmoronó y Jawar se unió al Congreso Federalista Oromo (OFC) de la oposición.  Empezó a hacer campaña contra el gobierno dentro de estadios deportivos repletos.  
  • En VoA, el Ministro de Salud congoleño prometió el lunes luchar contra el "negocio del Ébola", una forma de corrupción denunciada por los embajadores de tres países que pagan cientos de millones de dólares en ayuda pública a la República Democrática del Congo. 
  • En Reuters, el lunes, el máximo juez de Kenya aconsejó al presidente Uhuru Kenyatta que disolviera el parlamento, dominado por los hombres, diciendo que los legisladores no habían cumplido una disposición constitucional que permitiría que un tercio de los escaños fueran ocupados por mujeres. A pesar de que la Constitución de Kenia de 2010 establece que no más de dos tercios de cualquier órgano elegido o designado pueden ser del mismo género, las mujeres ocupan el 22% de los escaños en la cámara baja del parlamento del país, y el 31% en la cámara alta. Las sentencias de los tribunales desde 2012 han ordenado al parlamento que apruebe leyes para hacer cumplir la norma de género o se arriesgue a ser disuelto - pero los intentos anteriores han fracasado, ya que las mujeres parlamentarias acusan a los hombres legisladores de bloquear deliberadamente los esfuerzos. 
 

Volver

 
 
Registro de periodistas

Registro Periodistas


Recibe nuestros comunicados de prensa.

 
Newsletter

E-Newsletter


Recibe nuestro boletín electrónico semanal con las actividades y noticias de Casa África.

 

En nuestra agenda


 
 

Conoce África


conoce_africa Conoce a fondo este gran continente: sus países, organizaciones, sus más famosas personalidades...
 
Media

Mediateca


Accede a nuestro fondo documental de libros, películas y música.